CONECTATE CON NOSOTROS

Argentina

Un restaurante de la Patagonia fue premiado como el mejor de Argentina por su gastronomía sustentable e innovadora

Avatar

Publicado

en

Ánima, de Bariloche, fue elegido como el proyecto gastronómico más destacado del país por el prestigioso jurado de la 5ta Edición del Prix Baron B – Edition Cuisine , integrado por Mauro Colagreco, Manoella Buffara, Pablo Rivero y Martín Molteni

Florencia Lafalla y Emanuel Yañez García de Ánima, los ganadores de la quinta edición del Prix Baron BFlorencia Lafalla y Emanuel Yañez García de Ánima, los ganadores de la quinta edición del Prix Baron B

Luego de la degustación de platos y la presentación en vivo de los tres proyectos finalistas, realizada hoy en el Hotel Alvear Palace de Buenos Aires, se anunció esta tarde el ganador de la Quinta Edición del Prix Baron B – Edition Cuisine.

El máximo galardón 2023 fue para Ánima, un pequeño restaurante emplazado en la reserva El Trébol en el Circuito Chico de Bariloche en la provincia de Río Negro, comandado por la pareja conformada por Emanuel Yañez García y Florencia Lafalla.

Los otros proyectos finalistas, como se había anunciado el mes pasado, fueron Amasijo, de Agustín Kuran ubicado en Santiago del Estero, que trabaja con una cocina regenerativa de triple impacto; y Bajo Llave 929, de Enrique Sobral, un restaurante a puertas cerradas de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos, que busca difundir los sabores, los aromas y los colores de la Mesopotamia.

Los 3 finalistas del Prix Baron B: Amasijo, de Agustín Kuran; Bajo Llave 929, de Enrique Sobral y -los  ganadores- Florencia Lafalla y Emanuel Yañez García de Ánima. Todos festejaron junto al gran jurado, Mauro Colagreco, Manoella “Manu” Buffara, Pablo Rivero y Martín MolteniLos 3 finalistas del Prix Baron B: Amasijo, de Agustín Kuran; Bajo Llave 929, de Enrique Sobral y -los ganadores- Florencia Lafalla y Emanuel Yañez García de Ánima. Todos festejaron junto al gran jurado, Mauro Colagreco, Manoella “Manu” Buffara, Pablo Rivero y Martín Molteni

La pareja ganadora fue distinguida con un corcho bañado en oro tallado por el orfebre argentino, Juan Carlos Pallarols. Además, viajará a Francia para realizar una pasantía de una semana en Mirazur, el mejor restaurante del mundo, de la mano de Mauro Colagreco. Los organizadores también entregaron un premio económico, tanto a la iniciativa ganadora como a las otras dos que llegaron a la final.

Estas tres iniciativas finalistas fueron seleccionadas entre los más de 100 inscriptos, un nuevo récord de participantes en la historia de este concurso, que nació en 2018, con el objetivo de reconocer cada año a los mejores emprendimientos gastronómicos del país por su excelencia y visión transformadora en sintonía con el medioambiente, destacando aquellos con programas integrales, que trabajan con productores locales, ayudando a crecer las economías de sus regiones y la gastronomía argentina en general.

El gran jurado dio su veredicto

El jurado fue presidido por Mauro Colagreco e integrado por la chef brasileña Manoella “Manu” Buffara, el reconocido empresario gastronómico y sommelier Pablo Rivero, y Martín Molteni, pionero en la gastronomía autóctona de alta gama (Prix Baron B)El jurado fue presidido por Mauro Colagreco e integrado por la chef brasileña Manoella “Manu” Buffara, el reconocido empresario gastronómico y sommelier Pablo Rivero, y Martín Molteni, pionero en la gastronomía autóctona de alta gama

Tanto los tres proyectos finalistas —que se dieron a conocer el pasado 1 de agosto— como el premio mayor, conocido hoy, fueron decisión de un jurado de excelencia, encabezado por Mauro Colagreco, como presidente. El afamado chef argentino es ganador de seis estrellas Michelin, tres por su multipremiado restaurante Mirazur, en en la ciudad de Menton, Francia; una por su nuevo espacio, Ceto, ubicado en la localidad de Roquebrune-Cap-Martin, también en la Costa Azul francesa; y otras dos por Côte, en Bangkok; y The K, en Suiza.

Además, el jurado estuvo compuesto por la chef brasileña Manoella “Manu” Buffara, distinguida como la Mejor Chef Femenina en Latinoamérica en 2022; el reconocido empresario gastronómico y sommelier Pablo Rivero, creador de Don Julio y El Preferido; y Martín Molteni, dueño de Pura Tierra y pionero en la gastronomía autóctona de alta gama, quienes evaluaron todos los proyectos inscriptos.

Esta iniciativa de Baron B ha fomentado en los últimos años la alta gastronomía en todos los rincones del país. Y no solo se han destacado los 5 ganadores o los 15 finalistas desde la primera edición del concurso, sino también los más de 300 establecimientos, a lo largo y ancho de la Argentina, que han participado del certamen, demostrando una visión más sustentable e integradora de la cocina. Esto se suma a la llegada de la Guía Michelin a la Argentina, el primer país de habla hispana de Sudamérica destacado en la historia de la prestigiosa publicación. Por lo tanto, esto no solo pone de manifiesto el alto nivel de la cocina local en las grandes urbes, sino también en pequeñas ciudades de todas las provincias, con destinos gastronómicos que vale la pena conocer.

El ganador recibió el corcho de oro, labrado por el orfebre Juan Carlos PallarolsEl ganador recibió el corcho de oro, labrado por el orfebre Juan Carlos Pallarols

Esto evidencia que el futuro de la gastronomía y su evolución no están atados ni a la cocina molecular; puesta en valor hace varios años por Ferran Adrià, famoso chef catalán propietario de El Bulli; ni a la tecnología, como sucede en varios restaurantes de China donde, por ejemplo, los pedidos se hacen a través de un dispositivo digital y llegan a las mesas en bandejas traídas por robots. Allí, en esas cocinas, la mayoría de los procesos también están mecanizados siendo mínima la intervención humana.

Pero el futuro de la gastronomía va para otro lado. Esto no implica que el confort, el lujo, la innovación y la tecnología vayan a quedar de lado, porque seguirán formando parte de algunas experiencias gastronómicas. No obstante, para que haya un futuro tiene que haber un presente. Y es evidente que a este presente hay que cuidarlo más que nunca y hay que sostenerlo, porque sin presente, no habrá futuro.

Este concepto, enfocado a la gastronomía, quedó bien expuesto en la Quinta Edición del Prix de Cuisine Baron B, un premio a través del cual se busca destacar a aquellos proyectos que trabajan con las materias primas locales, la innovación técnica y su relación con el entorno. Porque la gastronomía también debe ser sustentable, y no solo en cuanto a recursos naturales sino también en lo referente a recursos humanos, para poder generar los recursos económicos necesarios para sostener un restaurante, en este caso.

El gran jurado del Premio Barbon B este mediodía durante la ceremonia de entrega del galardón mayor, en un hotel de Buenos AiresEl gran jurado del Premio Barbon B este mediodía durante la ceremonia de entrega del galardón mayor, en un hotel de Buenos Aires

El premio tiene como misión fomentar los proyectos gastronómicos integrales, es decir que no solo puedan presentar un plato elaborado con productos del lugar, sino que además demuestren cómo el restaurante está inserto en su comunidad, y cómo desde sus platos promueven la cultura y el desarrollo sustentable a su alrededor. Y, si bien fueron tres los finalistas, participaron más de cien proyectos repartidos en diferentes rincones de la Argentina que son parte de un ecosistema, aportando desde la gastronomía al desarrollo del lugar.

El Prix Baron B – Édition Cuisine tuvo como primera ganadora en 2018 a Patricia Courtois con el Proyecto Iberá en Corrientes; en 2019 consagró a Santiago Blondel con Gapasai de La Cumbre, Córdoba; en 2021 resaltó el trabajo de María Florencia Rodríguez en El Nuevo Progreso: cocina+arte de Tilcara, Jujuy; y en 2022, Jorge Monopoli con su proyecto Kalma Restó de Ushuaia, Tierra del Fuego, quien ganó la cuarta edición demostrando, a través de su cocina, la riqueza del extremo sur argentino.

Con esta iniciativa, Baron B refuerza su vínculo con la alta gastronomía nacional y ha logrado visibilizar nuevas historias transformadoras a través de un evento federal que valoriza la diversidad y la riqueza de cada región del país.

El proyecto gastronómico ganador

A los ganadores, experimentar la gastronomía fuera de Argentina les permitió crear una cocina que no se encierre solo en la PatagoniaA los ganadores, experimentar la gastronomía fuera de Argentina les permitió crear una cocina que no se encierre solo en la Patagonia

Esta vez el ganador fue Emanuel Yañez García. Pero podría haber sido Agustín Kuran de Santiago del Estero, con Amasijo, su proyecto de cocina regenerativa de triple impacto, o Enrique “Quique” Sobral de Bajo Llave 929, su proyecto de Concepción del Uruguay, los otros dos finalistas.

Todos mostraron algo en común, más allá de sus habilidades gastronómicas; el fuerte vínculo que desarrollaron con sus vecinos, muchos de ellos convertidos en proveedores-amigos de los productos autóctonos que utilizan en sus cocinas. Ellos no disponen de mercados centrales o proveedores infinitos de productos e insumos, deben arreglárselas con lo que tienen a mano en cada época del año. Y esto, más allá de la integración con la comunidad, es algo para destacar, porque tiene mucho que ver con la sustentabilidad, ya que usan lo que la tierra y el entrono ofrece en cada estación, y no lo que ellos quieren. Y gracias a esto se mantiene un equilibrio que, multiplicado por miles de restaurantes, genera un gran aporte a la sustentabilidad. Porque, además, los comensales aprenden y se acostumbran a comer de esa forma en sus casas, produciendo un efecto virtuoso que se potencia.

Colagreco, antes de anunciar al ganador de esta Quinta Edición, dijo que al jurado le costó mucho elegir a tres finalistas, porque todos tienen algo interesante para contar y hay mucho trabajo detrás de cada plato y generalmente el periodismo no llega para mostrarlo. Otro de los grandes responsables y columna vertebral.

Felicidad total en los rostros de Florencia Lafalla y Emanuel Yañez García, los ganadores de la quinta edición del prestigioso premio Felicidad total en los rostros de Florencia Lafalla y Emanuel Yañez García, los ganadores de la quinta edición del prestigioso premio

Ni Emanuel, ni Agustín, ni Enrique se jactan de ser los mejores ni de proponer las mejores experiencias gastronómicas, pero sí de sentirse orgullosos de ofrecer algo único. Algo que los representa, que los hace felices y que transmite un lugar, con sus productos y su gente. Esto no implica que sus platos sean más ricos o mejores que los de los restaurantes consagrados de la ciudad, pero seguro ofrecen otra cosa. Y esa otra cosa permite, a aquellos comensales que disfrutan de los sabores y texturas de sus platos, y también de los maridajes, viajar con los sentidos. Hasta pueden no ser ni tan delicados ni tan sofisticados en sus presentaciones, pero son auténticos y transmiten muchas sensaciones que trascienden el paladar. Porque al disfrutar un plato de estos restaurantes se está haciendo, como comensal, un gran aporte formando parte, aunque sea por algunas horas, de un proyecto integral que le hace bien a una comunidad y, en el multiplicador, al mundo. Y a ese sentimiento, cuando pasa a formar parte de la experiencia gastronómica, no hay receta de lujo que la supere.

“Es un orgullo poder mostrar la diversidad que tiene la gastronomía argentina representada en estos tres finalistas que muestran la cocina y el trabajo en sintonía con el medio ambiente de sus regiones en Bariloche, Santiago del Estero y Concepción del Uruguay. Estos tres proyectos se suman a las historias que conocimos en ediciones anteriores con las propuestas de Corrientes, Córdoba, Puerto Madryn, Mar del Plata, Tilcara, Trevelin, Posadas, El Calafate, Salta y Ushuaia”, comentó Colagreco.

Los platos finalistas y sus maridajes con burbujas

Emanuel Yañez García es oriundo de San Juan y presentó Ánima junto a su pareja Florencia LafallaEmanuel Yañez García es oriundo de San Juan y presentó Ánima junto a su pareja Florencia Lafalla

Como en todas las ediciones, los participantes presentaron su proyecto explicando el valor agregado que lo hace transformador desde una mirada sustentable junto con un plato que represente de la mejor manera todas las historias de su proyecto. El plato debió estar maridado con una de las tres etiquetas de Baron B: Baron B Extra Brut, Baron B Brut Nature o Baron B Brut Rosé. Al igual que en la edición 2022, este año no hubo una proteína que deba ser incluida de manera obligatoria en el plato, de esta manera los participantes pudieron desplegar toda su creatividad y conocimiento para mostrar a través del plato y sus ingredientes lo que mejor los representa a ellos y a sus proyectos.

Emanuel Yañez García es oriundo de San Juan y presentó Ánima junto a su pareja Florencia Lafalla. Ánima es un proyecto que soñaron cuando se conocieron en 2007 en Mendoza y se materializó en 2018, cuando regresaron al país luego de vivir varios años en Barcelona. Su nombre significa Alma y refleja su manera de sentir, pensar, hacer y vivir la gastronomía. Es un pequeño restaurante que recibe 20 comensales, atendido y comandado por ellos. Ubicado a 18 km del centro de Bariloche, en la reserva Natural El Trébol, en la zona de Circuito Chico.

“Nuestro aporte es mejorar la manera en que se trata a la naturaleza, respetando la disponibilidad del producto, sin forzar su ciclo productivo. Por eso, sólo nos abastecemos de pequeños productores comprometidos con el medio natural y su preservación en el tiempo”, sostuvieron.

“Al estar en la Patagonia, las temporadas son más marcadas, por lo que aprovechamos productos estacionales de oferta local", explicaron desde Ánima“Al estar en la Patagonia, las temporadas son más marcadas, por lo que aprovechamos productos estacionales de oferta local», explicaron desde Ánima

Experimentar la gastronomía fuera de Argentina les permitió crear una cocina que no se encierre solo en la Patagonia. Así, su oferta gastronómica cuenta con un menú con platos fijos e itinerantes, donde la temporalidad y disponibilidad de los productos mandan, como la trucha, el cordero, el cerdo, los brotes y los quesos de Ventimiglia.

“Al estar en la Patagonia, las temporadas son más marcadas, por lo que aprovechamos productos estacionales de oferta local. Nuestra cocina está ligada al fuego y a las brasas, además usamos salazones, curados y conservas de elaboración propia. Tenemos una mirada local, pero también hacia otras regiones con calidad en la producción”, explicaron.

Para concursar, presentaron trucha curada, velouté de trucha ahumada, huevas y pera y propusieron maridarlo con Baron B Brut Rosé. Un vino muy equilibrado y delicado con la estructura y frescura ideal para acompañar al plato.

Amasijo, de Agustín Kuran de Santiago del Estero, es un proyecto de cocina regenerativa de triple impacto que revolucionó la gastronomía de la capital provincialAmasijo, de Agustín Kuran de Santiago del Estero, es un proyecto de cocina regenerativa de triple impacto que revolucionó la gastronomía de la capital provincial

Amasijo, de Agustín Kuran de Santiago del Estero, es un proyecto de cocina regenerativa de triple impacto que revolucionó la gastronomía de la capital provincial. Kuran es diseñador gráfico de profesión y cocinero autodidacta por elección. Obtuvo una maestría en diseño de sabores y actualmente cursa la carrera de Ingeniería en Alimentos. Abrió las puertas de su restaurante a finales de 2014, junto a su pareja Florencia Nieva. El proyecto surgió a partir de la investigación en el territorio acerca de las potencialidades en cuanto a materia prima, vajilla artesanal y productos del acervo patrimonial.

“La inspiración siempre estuvo y está en la regionalidad e identidad, el respeto por el entorno y la contribución social. Ofrecemos una cocina regenerativa que propone un enfoque culinario centrado en la producción y el consumo de alimentos de manera sostenible y regenerativa. Nos preocupamos por la calidad y la procedencia de los alimentos, y buscamos fomentar métodos de producción que sean respetuosos con el medio ambiente. Creemos en la relación con los productores de la región y fomentamos un vínculo de confianza y de retroalimentación constante con ellos”, aseguraron.

“La inspiración siempre estuvo y está en la regionalidad e identidad, el respeto por el entorno y la contribución social", dijeron desde Amasijo“La inspiración siempre estuvo y está en la regionalidad e identidad, el respeto por el entorno y la contribución social», dijeron desde Amasijo

Actualmente, se encuentran en la búsqueda de técnicas y sabores de identidad, para traerlos a la actualidad a través de propuestas atractivas para el consumidor. Amasijo es núcleo de proyectos conexos que van desde el codesarrollo de vajilla al acompañamiento y dirección de proyectos alimentarios, principalmente los liderados por mujeres.

El plato que presentaron para concursar tiene al cabrito como protagonista principal, aprovechándolo de manera integral, en tres propuestas diferentes a través de técnicas de cocción y conservación: confitura de cabrito laqueada con mermelada de tuna de las mujeres de La Cañada; charqui de cabrito, técnica ancestral para la conservación de la carne; y paté de cabrito, donde se aprovecha el resto de la res. Todo con una guarnición de milhojas de zanahorias criollas perfumadas con hierbas frescas y flor de nopalito encurtida. Acompañado de una salsa que es una crema y espuma de nopal, una cactácea autóctona. Para el maridaje, eligieron Baron B Brut Nature. Acá las diferentes texturas del cabrito combinaron muy bien con la firmeza del espumoso.

Enrique “Quique” Sobral de Bajo Llave 929 es un profesional gastronómico del Instituto Argentino de Gastronomía nacido en Gualeguaychú, que tuvo la oportunidad de perfeccionarse en El Bulli Hotel - Sanlúcar La Mayor, en EspañaEnrique “Quique” Sobral de Bajo Llave 929 es un profesional gastronómico del Instituto Argentino de Gastronomía nacido en Gualeguaychú, que tuvo la oportunidad de perfeccionarse en El Bulli Hotel – Sanlúcar La Mayor, en España

Por último, Bajo Llave 929 es un proyecto de Concepción del Uruguay, liderado por Enrique “Quique” Sobral. Profesional gastronómico del Instituto Argentino de Gastronomía nacido en Gualeguaychú, que tuvo la oportunidad de perfeccionarse en El Bulli Hotel – Sanlúcar La Mayor, en España y ha trabajado en la Costa Atlántica, la Patagonia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Abierto en 2017, propone una experiencia gastronómica a puertas cerradas con la que busca expresar, a través de su cocina, la riqueza y la diversidad cultural de la región. En su espacio convergen la riqueza mesopotámica y la excelencia de sus productores, que se ve representada en su cocina y en la camaradería y calidez de los habitantes, compartiendo sus historias de vida con los comensales.

“Durante décadas se dejaron de lado aspectos fundamentales de la cultura mesopotámica como los sabores de la tierra, la excelencia artesanal de sus productores, la calidad de las materias primas y la calidez de su gente. Esto me motivó a llevar adelante este proyecto gastronómico. Trabajo con productores regionales, lo que me permite conocer sus formas de producción, los espacios y las condiciones de trabajo, también la calidad y trazabilidad de sus productos. Utilizo hierbas silvestres de nuestra propia huerta orgánica”, detalló el cocinero.

Abierto en 2017, Bajo llave 957  propone una experiencia gastronómica a puertas cerradas con la que busca expresar, a través de su cocina, la riqueza y la diversidad cultural de la región.Abierto en 2017, Bajo llave 957 propone una experiencia gastronómica a puertas cerradas con la que busca expresar, a través de su cocina, la riqueza y la diversidad cultural de la región.

El legado chaná, charrúa y guaraní es parte de su esencia, ya que de ellos aprendió la importancia del cuidado de la tierra y la riqueza de la biodiversidad de la región. Por eso, trabaja con pescadores y recolectores artesanales, que día a día honran la memoria de sus ancestros. El plato propuesto fue Alquimia de Entre Ríos; una tararira al vapor, perfumada con yerba mate y citrus, con aire de miel y marcela, salsa de maíz y espuma de boniato, sobre una tierra de pecan y yatay, con un huevo de codorniz ahumado en nogal. El maridaje sugerido para este plato fue con Baron B Brut Rosé. Para una receta tan variada es necesario un vino de amplio espectro.

Continuar Leyendo

Argentina

Un modelo de IA para precisar diagnósticos y tratamientos de algunas arritmias

Avatar

Publicado

en

Por

El nuevo método busca fijar con exactitud el origen de estas problemáticas cardíacas.

Esta investigación particular remite a las arritmias ventriculares del tracto de salida.

A través de nuevas técnicas de inteligencia artificial (IA) así como de aprendizaje automático, se podrán determinar precisamente en dónde se desencadenan algunas arritmias cardíacas, precisamente las ventriculares del tracto de salida. Estas nuevas técnicas se abarcan en una investigación liderada por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (UPF) que se publicó en Frontiers in Cardiovascular Medicine.

Poder precisar el origen de las arritmias ayuda a aumentar la eficacia en uno de los procedimientos más habituales para tratarlas que es la ablación por radiofrecuencia. La misma consiste en introducir un catéter en uno de los ventrículos del corazón con el que se emite la radiofrecuencia necesaria para eliminar la alteración del ritmo cardíaco.

Arritmias ventriculares del tracto de salida

Las denominadas arritmias ventriculares se producen por alteraciones del ritmo normal del corazón que inician en las cavidades internas del órgano (los ventrículos), pero las hay de diferentes tipologías. En esta investigación, se trabaja en torno a la arritmia ventricular del tracto de salida (OTVA por sus siglas en inglés), la región que conecta los ventrículos con las principales arterias.

La OTVA es la manifestación más común de las denominadas arritmias ventricular idiopáticas, aquellas que se producen por causas que no se pueden identificar a través de los métodos convencionales o en pacientes sin cardiopatías estructurales, por lo que es más difícil precisar sus motivos.

Esta investigación demostró la eficacia de este método en arritmias ventriculares originadas tanto en el ventrículo derecho como en el izquierdo, a partir de un estudio que combinó el análisis de 2.496 casos simulados con el de pacientes reales. De este segundo grupo, se examinó el caso de 114 pacientes del Hospital Teknon en Barcelona y 31 del Hospital Clínic de Barcelona y otros 334 correspondientes a un estudio realizado en China (Zheng et al.).

Según detallaron los investigadores, la metodología utilizada genera que el sistema sea robusto y así se garantice interpretabilidad para cualquier análisis posterior, por ejemplo, la identificación del sitio de origen específico de la arritmia.

En este sentido, el acercamiento multimodal e interpretable que se logra resulta clave para el trabajo entre médicos e ingenieros, ya que permite realizar aportaciones a la metodología de ambas partes. En la actualidad, además de la medicación para corregir las alteraciones del ritmo cardíaco, el tratamiento más frecuente de la arritmia OTVA es la ablación por radiofrecuencia.

Mayores probabilidades de tratamientos precisos

Para aplicar la técnica de ablación por radiofrecuencia, es necesario primero realizar un mapeo del circuito eléctrico que origina una arritmia cardíaca para después ubicar el catéter emisor de radiofrecuencia en la zona del trastorno. Esto genera el aumento de temperatura necesario para eliminar la parte específica del tejido cardíaco donde se desencadena la arritmia.

En la actualidad, la efectividad de estos tratamientos está por debajo de lo deseable. Para mejorarla, es necesario precisar más el lugar de origen de la arritmia, de modo que el catéter emisor pueda actuar sobre la zona exacta donde se origina. Esto aumentaría las probabilidades de éxito del tratamiento y se reducirían los tiempos de intervención y las tasas de recaída.

Los métodos diagnósticos actuales se basan fundamentalmente en el análisis de los electrocardiogramas (ECG) realizados antes de la operación, a partir de la inspección visual realizada por profesionales médicos. Pese a su experiencia, la inspección visual está sujeta al error humano y puede derivar en diagnósticos equivocados o poco precisos, lo que a su vez puede reducir la eficacia del tratamiento por debajo de los niveles óptimos.

En el nuevo artículo, los investigadores proponen un modelo basado en IA y Machine learning que puede mejorar sustancialmente la precisión de diagnósticos y tratamientos actuales de las arritmias OVTA. Durante los últimos años ya se han desarrollado métodos más avanzados para tratar de superar las limitaciones de las inspecciones visuales de los electrocardiogramas a partir de modelos computacionales y enfoques de aprendizaje automático (ML). A pesar de ello, los métodos ideados hasta ahora todavía presentan limitaciones.

Precisión de los diagnósticos

El actual estudio consigue el análisis de forma integrada y automática de datos clínicos reales referentes a la edad, sexo y antecedentes médicos del paciente (especialmente sobre si ha sufrido previamente hipertensión o no y electrocardiogramas (tanto reales como simulados por métodos computacionales). Este estudio logra el análisis de forma integrada y automática de datos clínicos reales referentes a la edad, sexo y antecedentes médicos del paciente.

Esta cuestión permitirá precisar el lugar de origen de las arritmias en cada caso particular, reducir el margen de error respecto a las inspecciones visuales, además de facilitar la interpretación de los resultados. Más allá de esta investigación, habrá que seguir trabajando en esta línea de investigación, analizando datos de un mayor número de pacientes para articular un sistema más robusto con potencial para generalizarse a la práctica clínica.

Continuar Leyendo

Argentina

El filtro salmón en lentes de sol podría ayudar a personas con daltonismo

Avatar

Publicado

en

Por

Así lo determinó una investigación europea.

El daltonismo es una alteración de origen genético que afecta a la capacidad de distinguir los colores

A partir de un estudio muestral, se comprobó que existió una mejor visión del color con un filtro de gafas de sol salmón en personas con daltonismo. La investigación proviene de la Facultat d’Óptica i Optometria de Terrasa (FOOT) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y contó con una muestra de 10 hombres daltónicos.

Los participantes fueron cuatro deuteranómalos, dos deuteranopes, un protánope, dos protanómalos y otro con daltonismo leveDe los diez, ocho reportaron la mejoría mencionada.

El daltonismo es una alteración de origen genético que afecta a la capacidad de distinguir los colores. Su nombre proviene del químico y matemático John Dalton, que fue quien descubrió esta alteración. El grado de afectación es muy variable y oscila entre la falta de capacidad para discernir cualquier color (acromatopsia) y un ligero grado de dificultad para discriminar matices de rojo, verde y ocasionalmente azul, que son capaces las personas con visión normal del color o tricrómatas.

El estudio

Los resultados fueron presentados en una conferencia de un foro de gafas, lentes y monturas de la Asociación de Fabricantes de Óptica (AEO) y asociación de utilidad pública Visión y Vida. Allí se reveló que el filtro salmón ayuda a generar mayores diferencias de color entre rojo y verde.

Dentro del estudio se les solicitó a los participantes que revelen los colores que se encontraban viendo en imágenes con colores confusos y nueve filtros: fucsia, azul, salmón, marrón, verde y gris, de clase 1, con una absorción del 35% y marrón, verde y gris de clase 4 con un 85% de absorción mediante el test Ishihara y Farnsworth-Munsell D-100 en casos de duda.

«Ahora los profesionales de la salud visual podrán también asesorar a personas daltónicas y analizar si usando este tipo de filtros realmente logran una mejor visión y diferenciación del color«, sostuvo el presidente de la AEO, Pedro Rubio.

Continuar Leyendo

Argentina

FIFA y Conmebol oficializaron la realización del Mundial 2030 en Sudamérica

Avatar

Publicado

en

Por

Ambos entes reguladores tuvieron una reunión y firmaron el acuerdo definitivo.

La FIFA y la Conmebol oficializaron la primera fecha de la fase de grupos del Mundial 2030 que tendrá lugar en Argentina, Uruguay y Paraguay, después de firmar el acuerdo en un reunión realizada en el 78° Congreso Ordinario de la Conmebol.

En esta reunión estuvieron presentes el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el mandamás de Conmebol, Alejandro Domínguez, y los jefes de estado de Paraguay y Uruguay, Santiago Peña y Luis Lacalle Pou, respectivamente.

Por otra parte, a la reunión no asistió el presidente argentino Javier Milei, quien estuvo ligado fuertemente en apoyar a las Sociedad Anónimas Deportivas y chocó con la AFA en varias oportunidades. Sin embargo fue designado en su lugar a Ernesto Gaspari, Secretario de Coordinación y Planificación Exterior.

“El primer partido de este Mundial se va a celebrar en el estadio donde se jugó y se celebró la primera final: en el estadio Centenario en Montevideo, un lugar histórico”, aseguró Infantino duraante la ceremonia.

Y prosiguió: “Lo que tenemos que hacer a partir de ahora, de ese congreso o de esta acta que firmamos todos, es pensar en eventos para celebrar los 100 años de los mundiales. Sudamérica, tiene un lugar particular en mí, en mi corazón. Creo que está conectada con esta pasión del fútbol”.

Argentina, Uruguay y Paraguay compartirán la organización de la cita mundialista con otros tres países: España, Portugal y Marruecos, en los cuáles se desarrollará la competición a partir de la segunda fecha hasta la gran final que tendrá fecha en agosto, un mes más tarde de las últimas ediciones exceptuando Qatar 2022 que fue en diciembre.

Los tres países sudamericanos fueron escogidos como sede para los duelos inaugurales de la competición, a modo de celebración del centenario de la Copa del Mundo que se realizó en Uruguay en 1930 y tuvo al anfitrión junto a Argentina como protagonistas en un duelo que terminó 4 a 2 a favor de los locales.

Continuar Leyendo