CONECTATE CON NOSOTROS

Curiosidades

“Señor de las golosinas”: miles de envoltorios intactos guardados hace más de 30 años

Claudio Mañas empezó con su colección cuando a los 10 años, hoy tiene 45, con un chocolate que le regaló su abuelo. Desde ese momento no paró hasta convertirse en el mayor coleccionista de dulces de Argentina. Sus golosinas preferidas y las sorpresas de los chocolatines Jack que nunca abrió

Avatar

Publicado

en

“Señor de las golosinas”: miles de envoltorios intactos guardados hace más de 30 años

La casa de Claudio “Chicle” Mañas en Lanús tiene toda una planta dedicada a su colección de golosinas de la década del 80 y 90. Entrar en ese espacio es un viaje en el túnel del tiempo para los que vivieron su infancia en esos años. El coleccionista tiene unos 17.000 objetos, entre envoltorios de dulces, pero también botellas intactas de aquella época, galletitas y hasta dos freezers con artículos preservados de hace 30 años.

En diálogo con Infobae, “Chicle”, así lo conocen todos, explica que su metejón por los packagings de golosinas arrancó a los 10 años. “Ya en ese momento me guardaba los papelitos de los chocolates en lo que fue la primera etapa de mi colección”.

En busca de los incunables

Hay un producto que Mañas tiene, pero que decide que no lo va a mostrar hasta que salga su libro con la historia de las golosinas. “Es la oblea Newchoc con stickers de famosos que brillaban en la oscuridad –se entusiasma “Chicle”-. Me la compró mi abuelo en Lanús cuando yo era chico y desde ese momento no pude parar de juntar”.

El coleccionista tiene todo un piso de su casa dedicado a su colección de 17 mil objetos (@dulcesochentas)El coleccionista tiene todo un piso de su casa dedicado a su colección de 17 mil objetos (@dulcesochentas)

Los envoltorios de esta oblea fantasma, no existe ninguna referencia en Internet sobre la golosina, es el tesoro más preciado de Claudio y muy envidiado por otros coleccionistas que intentan revivir las décadas del 80 y 90. “Me la pidieron varios grupos de nostálgicos de los 80, pero no la largo”, se ríe Mañas entre dientes.

Otro de los orgullos del coleccionista de la nostalgia es la cantidad de tapas de la margarina Doriana que venía con figuras de superhéroes de Marvel. “Son unos 100 artículos que incluyen otros de mis tesoros que son las imágenes dedicadas al Mundial de Italia 90, que no muchos tienen tampoco. Además, los pastilleros ”.

De todo, como en botica

En los estantes del refugio de Mañas en Lanús hay de todo. Paquetes de galletitas Chocolinas intacto, botellas de chocolatada Cindor sin abrir, de la mítica gaseosa Taab y vasos de promociones con los personajes de Brigada A. La colección parece interminable e incluye otro de los incunables que Mañas atesora con mucho cariño. “Los chicles del personaje goma goma – recuerda Claudio con emoción-. Fue un personaje que tuvo un éxito fugaz pero impresionante. Y en ese momento, a comienzo de la década del 80, se hicieron todo tipo de productos con la imagen de esa especie de serpiente con ojos saltones”.

Uno de los últimos agregados a su colección fue el papel envoltorio de una bananita bañada en chocolate llamada Maguila, el gorila. “Yo le diseño la cartelería a Billiken y una tarde en la fábrica lo vi tirado en un galpón y me emocioné”.

Claudio Mañas, con un saco hecho de envoltorios de golosinas de su colección (@dulcesochentas)Claudio Mañas, con un saco hecho de envoltorios de golosinas de su colección (@dulcesochentas)

En aquella época la competencia de las golosinas se daba asociando personajes famosos a los productos. Y Mañas conserva muchas de esas colecciones. Una de sus favoritas son los chocolatines Jack, que traían un muñequito sorpresa en una especie cuna dulce. “Tengo uno cerrado intacto que es de 1984. La verdad que nunca se me dio por abrirlo, a veces lo palpo y trato de adivinar que trae. Creo que es un superhéroe de Marvel, porque ese año promocionaron esa colección”.

Otro de las marcas inéditas que fueron como estrellas fugaces de los kioskos son los chocolates Popsy de Águila. Mañas cuenta con muchas de las figuras que eran el molde para las golosinas. Había desde animales hasta imágenes de monstruos. “También tengo los álbumes que se usaban para pegar los dibujos”, se entusiasma “Chicle” Mañas.

A la caza de reliquias

Claudio está todo el tiempo a la expectativa de encontrar nuevos elementos para su colección. “Estoy todo el tiempo pendiente de Mercado Libre, páginas de Facebook y otros sitios de coleccionistas -cuenta Mañas-. Pero, los objetos más raros y sorprendentes los encuentro en las ferias del conurbano de los fines de semana”.

Una de las estanterías de la colección de Claudio Mañas cargada de pura nostalgia (@dulcesochentas)Una de las estanterías de la colección de Claudio Mañas cargada de pura nostalgia (@dulcesochentas)

La mejor compañera de aventuras de “Chicle”, es su hija Olivia, de 13 años. “Hace unos 3 años, volvíamos en auto de cenar y mi hija empieza a gritar -recuerda Mañas-. Primero me asusté, pero enseguida me dí cuenta que me estaba avisando por un contenedor de basura lleno de reliquias”.

El coleccionista frenó de golpe su auto y con Olivia se tiraron de cabeza en el contenedor para buscar nuevos tesoros. “Fue una gran emoción porque encontramos el envoltorio intacto del pastillero Pelotín. Nos abrazamos con mi hija y nos pusimos a saltar como locos entre todos los papeles del contenedor”.

Desde su casa en Lanús, entre miles de envoltorios y golosinas intactas que preserva intacta como si estuvieran en un viejo kiosco de barrio del siglo pasado, Mañas asegura que tiene la colección completa de todos los dulces que se vendieron en Argentina en las décadas de los 80 y 90. Así, mientras acaricia sus objetos y le sacude el polvo a diario, “Chicle” ya piensa en las ferias que visitará el fin de semana para buscar nuevos tesoros que lo sorprendan.

Continuar Leyendo

Argentina

Preparan una caravana de “Fititos” en Caseros para batir un récord mundial

Avatar

Publicado

en

Por

La congregación es para festejar la inauguración del Museo del Fiat 600.

Se esperan más de 700 "fititos".
Se esperan más de 700 “fititos”.

Una caravana de “Fititos” partió desde el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, con destino a Caseros, para batir el récord mundial de autos de este icónico modelo reunidos en un mismo lugar.

El récord actual fue realizado en España, cuando se reunieron 787 unidades. Hoy se esperan más de 700 autos en Caseros, por lo que hay muchas posibilidades de conseguir una nueva marca mundial tras la conseguida por la mayor congregación de Spider-man la semana pasada en el Obelisco.

“Este espacio es de toda la comunidad y aquellos que tienen recuerdos de este auto icónico. Espero que puedan disfrutarlo y preservarlo para las futuras generaciones”, destacó el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Una vez finalizado el evento, el museo que homenajea a “la bolita” quedará abierto de miércoles a domingo de 10 a 16, con cupos de 20 personas por visita guiada y con una duración de aproximadamente 45 minutos.

Aquellos que vayan al museo, podrán conocer en profundidad la historia de este emblema de la industria automotriz argentina, además de un simulador, publicidad de época, piezas mecánicas y mucho más.

Continuar Leyendo

Argentina

La impresionante ruta argentina que recorre volcanes andinos de más seis mil metros de altura

Avatar

Publicado

en

Por

Se encuentra en el NOA y es la segunda región más alta del mundo detrás del Himalaya.

La Ruta de los Seismiles, un trayecto de 200 kilómetros en el Norte Argentino
La Ruta de los Seismiles, un trayecto de 200 kilómetros en el Norte Argentino

La Argentina tiene una gran cantidad de rutas escénicas que vale la pena recorrer y una de ellas está ubicada a gran altura en el Norte Argentino, además tiene la particularidad que recorre una hermosa zona de volcanes andinos y picos montañosos espectaculares.

Este camino se llama Ruta de los Seismiles, en referencia a que atraviesa elevaciones de más de 6.000 metros de altura, tiene 200 kilómetros y está ubicado sobre la Ruta Nacional 60 en la provincia de Catamarca, entre las localidades de Fiambalá y el Paso Internacional San Francisco, que oficia de límite terrestre con Chile.

SEISMI.jpegEl marco escénico de la Ruta de los Seismiles. Crédito: La Ruta Natural

La Ruta de los Seismiles está totalmente pavimentada y zigzaguea en las alturas del desierto andino. Durante su recorrido atraviesa 19 volcanes y uno de los más conocidos es Monte Pissis, que es el volcán inactivo más alto del mundo y tiene 6.792 metros de altura.

Algunos de los puntos de interés que van apareciendo mientras se recorre esta ruta son la Quebrada de las Angosturas, el Valle de Chaschuil en dónde se puede ver a los eximios pescadores de truchas. Todo esto en un marco escénico en el que predominan valles verdesquebradas rojizas, tundras, salares, aguas termales y lagunas esmeralda.

Los picos superiores a 6.000 metros de altura en la Ruta de los Seismiles

SEIS.jpegLos bellos paisajes naturales que se pueden ver en la Ruta de los Seismiles. Crédito: La Ruta Natural

  • Ojo del Salado – 6.893 metros
  • Monte Pissis – 9792 metros
  • Cerro Tres CruceS – 6.749 metros
  • Cerro De Incahuasi – 6.621 metros
  • Cerro el Muerto – 6.510 metros
  • Cerro Cazadero – 6.46 metros

Cómo llegar a la Ruta de los Seismiles

La Ruta de los Seismiles es un trayecto de 200 kilómetros ubicado sobre la Ruta Nacional 60 en la provincia de Catamarca que arranca en la localidad de Fiambalá y finaliza en el Paso Internacional San Francisco, límite con Chile. Un dato a tener en cuenta es que durante su recorrido no hay estaciones de servicio, por lo que se debe ser previsor en la carga de combustible antes de salir a recorrerla.

Continuar Leyendo

Curiosidades

Las obras de Botero que se pueden admirar gratis en la Argentina

Avatar

Publicado

en

Por

Parte de la vasta producción del artista colombiano se encuentran en el país y pueden ser visitadas de manera gratuita.

El pintor y escultor colombiano Fernando Botero posa durante la inauguración de su exposición "El Circo" en el Museo de Antioquia, en febrero de 2015.
El pintor y escultor colombiano Fernando Botero posa durante la inauguración de su exposición “El Circo” en el Museo de Antioquia, en febrero de 2015.

Dos obras dentro de la vasta producción artística del colombiano Fernando Botero, fallecido este viernes a los 91 años, se encuentran en la Argentina y pueden ser admiradas de manera gratuita.

Ambas son esculturas con su tradicional estilo de “volumen”, popularmente conocidos como “los gorditos de Botero”.

La primera de esas obras que se instaló en la Argentina fue “Torso masculino desnudo”, de estilo neorrenacentista contemporáneo, realizada en bronce y emplazada sobre una base de mampostería.

La escultura está ubicada en el Parque Thays, en el barrio porteño de Recoleta, y sus dimensiones son 3,90 metros de alto por 2,49 de ancho y 1,65 de profundidad.

Inaugurada el 24 de mayo de 1994, se trata de un gran torso masculino tomado desde la zona media de las piernas hasta el cuello.

A_-_torso-masculino-desnudo-del-colombiano___Coz0qeiw_1200x0__1.jpg

Resalta de manera exagerada los músculos del pecho, glúteos, abdominales y muslos de las piernas. No tiene brazos y una pequeña hoja de arce oculta sus partes íntimas. El paso de los años fue decolorando primero la parte superior del pecho y los hombros, y sigue avanzando hacia abajo. Si se lo contempla detenidamente, ese torso se convierte en una cara de ojos saltones y expresión tranquila, como si estuviera respirando despacio, casi en un estado zen. Es como un tótem urbano que transmite una paz y sosiego difícil de encontrar en la vorágine diaria de la gran ciudad. Es, sin lugar a dudas, un Botero original.

En tanto, la otra obra del prestigioso y reconocido artista colombiano en el país está ubicada en la ciudad bonaerense de Mar del Plata: allí se encuentra montada “La dama reclinada”.

La ubicación exacta es el Paseo Aldrey y fue donada por el multimedios local La Capital a la Municipalidad de General Pueyrredón.

La_dama_reclinada_Fernando_Botero_Mar_del_Plata.jpg

La voluptuosa mujer representada por Botero está recostada en el predio de la ex Terminal de Ómnibus de Mar del Plata y se ha convertido en uno de los nuevos atractivos turísticos de la ciudad balnearia, además del afamado Monumento al Lobo Marino.

Ambas escultura de Fernando Botero pueden ser visitadas por el público de manera gratuita, para seguir admirando y maravillándose con el estilo particular del colombiano, quien falleció este viernes a los 91 años en su casa del Principado de Mónaco, tras haber permanecido hospitalizado durante varios días como consecuencia de una neumonía.

Continuar Leyendo