CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

Lactancia materna: derecho del bebé y responsabilidad de todos

Avatar

Publicado

en

Lactancia materna: derecho del bebé y responsabilidad de todos

Bajo el título «Lactancia Materna, una responsabilidad compartida», la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) destacó en un documento difundido esta semana que la lactancia «es un derecho del bebé, pero que no es responsabilidad solo de la persona gestante sostener el amamantamiento». El texto difundido hace particular hincapié en la vuelta al trabajo de las madres y considera «imperioso seguir avanzando en la ampliación de derechos para poder
mejorar y facilitar la lactancia».

«Promocionar la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y luego continuarla hasta los
2 años, debe instalarse y fortalecerse en la sociedad como un derecho inherente a los
individuos», sostiene el documento difundido por la Sociedad Argentina de Pediatría. Y en ese sentido, considera que es importante asumir la lactancia como hecho cultural y colectivo, «una tarea compartida que tiene un gran impacto en la salud de la persona que amamanta y también de la persona recién nacida, tanto en lo inmediato como en la salud futura».

La SAP hizo hincapié que el compromiso con la lactancia va más allá del ámbito familiar, sino que atañe también a lo laboral y social. «Los ámbitos de trabajo deben adecuarse y
propiciar ambientes que contribuyan a esta tarea», considera.

En Argentina, informa el documento difundido, existen leyes y políticas públicas que garantizan los derechos de las personas a amamantar y ser amamantadas, como la Ley N° 26.873 de Lactancia Materna o la recientemente sancionada “Ley de los 1000 días», que ofrece
acompañamiento y asistencia en el embarazo y durante los primeros tres años de vida de
los niños y las niñas, a todas las personas gestantes.

«Es imperioso seguir avanzando en la ampliación de derechos para poder
mejorar y facilitar la lactancia. En este sentido, promocionar y fortalecer los Espacios
Amigos de la Lactancia en los ámbitos laborales es fundamental, para que el fin de la
licencia por maternidad no determine también el fin de la lactancia. La evidencia señala
que por cada mes de licencia que se extienda se podría reducir un 13% la mortalidad
infantil», apunta la SAP.

En Argentina, la 2ª Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS2, 2018-19) indica que
la prevalencia de lactancia al momento del nacimiento es del 96.9% y más de la mitad de
los niños (56.5%) fue puesto al pecho por primera vez en la primera hora de nacidos. Sin
embargo, a los 6 meses, la lactancia exclusiva se reduce bruscamente al 43.7%. Según
datos relevados en dicho documento, 1 de cada 10 lactancias se pierden por motivos
relacionados con el retorno al trabajo.

Según datos de la Encuesta Nacional de Lactancia Materna (ENALAC) de 2017 que relevó
más de 23.000 casos en todo el país, la lactancia materna exclusiva se mantiene a los 2
meses en 6 de cada 10 niños (58%); a los 4 meses en 5 de cada 10 (51%); y a los 6
meses en 4 de cada 10 niños (42%).

Lactancia materna, ¿por qué sí?

Según el documento de la SAP, la alimentación con leche humana es beneficiosa tanto para el bebé como para la persona que amamanta. El inicio de la lactancia materna antes de la primera hora de vida es una estrategia sanitaria de gran valor por su asociación con la disminución de la morbimortalidad neonatal. A su vez, la lactancia brinda una oportunidad de reforzar el apego, con beneficios para el desarrollo infantil. «No sólo debemos asumirla como una forma de alimentar a nuestra descendencia sino como una medida eficaz de salud pública que redundará en beneficios a largo plazo», puntualizan los y las pediatras argentinos.

¿Qué dice la ley vigente en la vuelta al trabajo luego del nacimiento?

Toda trabajadora que amamanta, detalla el documento en cuestión, podrá disponer de dos (2) descansos de media hora para amamantar a su hijo en el transcurso de la jornada de trabajo, y por un período no superior a un (1) año posterior a la fecha del nacimiento, salvo que por razones médicas sea necesario que la madre amamante a su hijo por un lapso más prolongado.» (Ley 20744 de Contrato de Trabajo, art.179).

En caso de que no pueda llevar a su hijo/a al lugar de trabajo, éste debe contar con
espacios adecuados (limpios, cómodos, respetuosos) para la extracción de leche y su
conservación adecuada durante la jornada laboral. (Ley Nº 26.873, de Lactancia Materna;
Promoción y Concientización Pública).

«Si bien esto es un derecho, aunque mínimo, sabemos que en muchos lugares no se
cumple y debemos trabajar por ello. El primer paso es ponerlo en conocimiento», dicen desde la SAP. «Como sociedad debemos plantearnos, ¿este tiempo es realmente suficiente, puede ayudar o propiciar una lactancia exitosa? Entendemos que debiera pensarse alguna otra
estrategia de cuidado para facilitar la duración de la lactancia, ya que este período resulta
insuficiente en relación a las recomendaciones de la OMS, del Ministerio de salud y de la
Sociedad Argentina de Pediatría».

Las recomendaciones indican que lo ideal es sostener la lactancia exclusiva a demanda desde la primera hora de vida hasta los 6 meses cumplidos. Luego, se aconseja complementar con la incorporación progresiva de alimentos apropiados para la edad, manteniendo la lactancia hasta los 2 años o más si la persona que amamanta y el niño o niña así lo desean. «Debido a que los beneficios de la lactancia redundan no sólo individualmente en cada díada, sino también a nivel colectivo, la responsabilidad para su logro y sostén es compartida por todos los integrantes de la sociedad. Las políticas y programas, globales y nacionales, conocidos por propiciar los mejores niveles de inicio y sostén de la lactancia son los cuidados maternos de calidad, la licencia laboral paga y las restricciones en la comercialización de sustitutos de la leche humana».

Argentina

El Gobierno publicó el decreto que desregula las obras sociales: qué impacto tiene en los usuarios

Avatar

Publicado

en

Por

Los cambios alcanzan a unos 14 millones de trabajadores. La medida habilita la posibilidad de que deriven sus aportes salariales obligatorios a una prepaga sin la intermediación de una obra social. Regirá desde el primer día de marzo.

El Gobierno nacional oficializó este miércoles el decreto que desregula las obras sociales para los trabajadores que están en relación de dependencia tanto del sector público como del privado, sindicalizados, monotributistas, entre otros, con su publicación en el Boletín Oficial.

La medida habilita la posibilidad de que los trabajadores deriven sus aportes salariales obligatorios a una prepaga sin la intermediación de una obra social, y regirá desde marzo próximo.

Además, también desde ese mes, quienes tengan una nueva relación laboral ya no deberán mantenerse por un año completo en la entidad sindical de la actividad correspondiente, sino que desde el primer momento podrán elegir.

El Decreto 170/2024 lleva la firma del presidente Javier Milei; del jefe de Gabinete, Nicolás Posse; y del responsable de la cartera sanitaria, Mario Antonio Russo.

La norma establece “el derecho a la libre elección podrá ser ejercido por los afiliados titulares de los Agentes del Seguro de Salud comprendidos en el artículo 1° de la Ley N° 23.660, entre cualesquiera de las entidades incluidas en dicha norma, con la excepción prevista en el artículo 9°”.

La libre elección podrá ejercerse por el plazo que determine la autoridad de aplicación y se hará efectivo a partir del primer día del mes siguiente a la formalización de la solicitud, dice el decreto.

Además, especifica: “El plazo mínimo de permanencia no resultará aplicable para aquellos beneficiarios que, encontrándose afiliados a un Agente del Seguro de Salud, hayan elegido a una entidad de medicina prepaga como prestadora de su cobertura médica y esta se encuentre inscripta en los Registros establecidos en el inciso b) del artículo 5° de la Ley Nº 26.682 y en el artículo 6° de la Ley Nº 23.660. En este último supuesto podrán ejercer el derecho a la libre elección hacia esa misma entidad de medicina prepaga”.

El decreto instruye a la Administración de Federal de Ingresos Públicos y a la Superintendencia de Servicios de Salud a adoptar las medidas complementarias y deroga los artículos 1, 2 y 3 del Decreto 9 del 7 de enero de 1993, el Decreto 638 del 11 de julio de 1997 y la Resolución Conjunta 170 del exministerio de Salud y Acción Social, así como el Decreto 334 del exministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos, y el 241 del exministerio de Trabajo y Seguridad Social, del 18 de marzo de 1998.

“El presente decreto comenzará a regir el primer día del mes siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial”, concluye la norma.

Cómo afectará a los beneficiarios la desregulación de obras sociales

  • Los beneficiarios podrán elegir libremente entre obras sociales y prepagas.
  • Ya no deberán permanecer obligatoriamente un año en la obra social de su actividad al ingresar a un nuevo empleo.
  • Podrán elegir una obra social o prepaga (registrada para tal fin) al comenzar un nuevo empleo, sin ningún tipo de intermediación.
  • Podrán ejercer el derecho de libre elección una vez al año, en cualquier momento desde el inicio de la relación laboral.
  • Las empresas de medicina prepaga se encuentran obligadas a aportar al Fondo Solidario de Redistribución por el total de la cuota que reciben (aproximadamente un 20%).

La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), además de arbitrar los cambios, supevisará los aportes y contribuciones a las obras sociales y prepagas .El dinero va directamente desde la Afip, a través de la declaracion jurada de los empleadores o del pago directo del monotributista, directo a las obras sociales sindicales (OOSS), menos lo que se manda al Fondo Solidario de Redistribución que se conforma con el 10% monotributistas, 15% obras sociales Sindicales y 20% en el caso de las empresas de medicina prepagas.

Continuar Leyendo

Argentina

No habrá recortes en los hospitales nacionales, aseguraron las carteras de Economía y Salud

Avatar

Publicado

en

Por

En un comunicado conjunto, aclararon que no se aplicó «ningún tipo de recorte» en las asignaciones para los centros sanitarios de gestión nacional.

El Gobierno aseguró hoy que el envío de fondos para los hospitales nacionales está «garantizado», luego de que en un informe se difundió que esas partidas iban a sufrir un recorte importante en los recursos para su funcionamiento.

“Desde las carteras de Salud y Economía ratifican que se sostiene con normalidad el envío de los fondos destinados a insumos, salarios del personal, obras de infraestructura, entre otros ítems incluidos en el presupuesto nacional”,  aclararon los Ministerios en un comunicado conjunto.

En esa línea, desde el Gobierno informaron que no se aplicó «ningún tipo de recorte» en las asignaciones para los sanatorios de gestión nacional y afirmaron que las partidas destinadas a los hospitales nacionales “están garantizadas”.

A través del parte de prensa, el Ejecutivo manifestó que, en lo que respecta al presupuesto nacional destinado a la función salud, no se ha aplicado ningún tipo de recorte en las asignaciones para el Hospital Garrahan, el Hospital El Cruce de Florencio Varela, y el Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverria.

En este sentido, explicaron que el programa económico del Gobierno «apunta a priorizar el balance de las cuentas públicas de la Nación”, y que ese ordenamiento de las finanzas «pasa, en parte, por delimitar las funciones de gasto que corresponden a las jurisdicciones nacionales y las que son obligaciones de las provincias”.

La explicación oficial se dio después de que se conoció un informe del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (OCIPEX), en el que se mencionó que el Gobierno había realizado un drástico ajuste en los centros de salud nacionales.

Entre otros nosocomios, se aludió al Hospital Garrahan como uno de los perjudicados, llevando al sanatorio de recibir $861 millones desde Nación en enero de 2023 a percibir $0 en el mismo mes de 2024.

Continuar Leyendo

Argentina

Las prepagas suben 76% en el primer bimestre y aún así los médicos cobran cada vez más copagos

Avatar

Publicado

en

Por

En enero, a cobrar en febrero, la suba es del 40%. Y en febrero, a pagarse en marzo, del 26%. Acumulada, supera el 75%. La Justicia no habilitó tratar un amparo.

Junto con la escalada de precios que, en algunos casos como los medicamentos, ronda el 200%, los pacientes no tienen respiro ante los costos -indispensables para la mayoría- que deben enfrentar para atender sus problemas de salud.

Las empresas de medicina prepaga ya anunciaron que en el primer bimestre del año las cuotas se dispararán un 76% acumulado. El sablazo será del 40% para enero, a cobrarse en febrero, y luego, acumulativo, se le sumará otro 26%. Si alguien pagaba 100 mil pesos a fin de año, a principios de marzo deberá desembolsar 176 mil. Asfixiante para la mayoría.

A eso se suma que muchos médicos decidieron seguir cobrando copagos para atender -en muchos casos hasta en negro-, por lo que los pacientes se encuentran ante una situación desesperante que lacera sus bolsillos.

“La prepaga me dice que denuncie al médico. Pero no lo voy a hacer, porque no me lo quiero poner en contra”, razona una mujer de 60 años en el consultorio de un neurólogo de cierto renombre, en el barrio de Palermo.

“A mí me el psicólogo me avisó que a partir de la próxima sesión, me cobrará un copago adicional al que ya me cobraba a pesar de que voy por prepaga. Es decir, es un copago del copago”, se queja otra mujer antes de poner cara de resignación y cambiar de tema porque “es lo que hay”.

Los casos se repiten. La atención de la salud se convirtió en prohibitiva para vastos sectores de las clases medias, sobre todo los que aún pelean por no caer a clase media baja, que ya directamente ha tenido que dar de baja la medicina privada y se atiende en el sistema público, como ocurre con la mayoría de los monotributistas y autónomos.

Qué pasa en la Justicia.

En este escenario, la Cámara Civil y Comercial Federal rechazó habilitar la feria judicial para tratar un amparo presentado por una jubilada a raíz de los aumentos del servicio de su hospital de comunidad.

Una mujer de 77 años había presentado un pedido de amparo para que el Hospital Italiano no le aplicara los ajustes en las cuotas que habilitó el decreto de necesidad y urgencia 70/2023 dictado por el gobierno de Javier Milei, al desregular el sistema sanitario.

La socia del Italiano sostuvo que se encuentra atravesando una situación de urgencia que «amerita la habilitación de la feria judicial, ya que se aumentos desmedidos en la cuota generaron que deba dejar de pagar otras obligaciones para no endeudarse con su cobertura médica».

En ese sentido, la jubilada pidió declarar nulos los artículos 267 y 269 del decreto. La mujer cuestionó los aumentos arancelarios del servicio de medicina prepaga del Hospital Italiano, que actualmente rondan los $113.000 y, según afirmó, no podrá afrontar los aumentos en las cuotas, lo cual pone en peligro la posibilidad de comprar la medicación que debe tomar diariamente.

Pero la Sala A de Feria de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal (jueces Eduardo Daniel Gottardi, Juan Perozziello Vizier y Fernando Uriarte) rechazó el amparo, al considerar que no existe una “circunstancia real de incumplimiento” en el pago de las cuotas. En este sentido, en la Justicia se adopta la posición de la Corte Suprema, que recién se abocaría a estudiar la validez constitucional del mega decreto de Milei tras el receso por la feria, que concluye el miércoles próximo.

Los médicos cobran igual aranceles para atender a pacientes de prepagas.

Pese a los aumentos en el servicio de salud privada, crece el cobro de copagos por parte de médicos. Se estima que en enero se sumaron un 10% más de médicos que les piden a pacientes este adicional. La práctica ya se empieza a volver común. Es una forma de reforzar los ingresos a costa de los pacientes claro.

La mayoría de los pacientes no denuncia los pedidos de plata adicional porque necesita mantener una buena relación con el médico, para el cuidado de su salud.

Los profesionales se defienden y aseguran que las prepagas aún no les trasladaron a sus honorarios las subas de las cuotas que aplicaron a afiliados ni cambiaron los plazos de pago (que van de 30 a 120 días luego de facturado el servicio). Otros dicen que las que sí dieron incrementos, no alcanzan para compensar el retraso ante el avance de la inflación.

Los aumentos a médicos van del 10% al 15%. En diciembre, la inflación fue un 25,5%, de acuerdo al Instituto de Estadística y Censos (Indec), y las estimaciones privadas calculan que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicará en torno al 20% en enero.

Asociaciones que representan a establecimientos y profesionales de distintas especialidades advirtieron que las compañías de medicina privada definieron un porcentaje de actualización de forma inconsulta. «Fue una imposición, no hubo ninguna negociación», indicaron.

De cara a los próximos meses, intentarán presionar para que los ajustes estén en línea con los incrementos aplicados a los asociados en enero y febrero, que implicarán un incremento de casi 70% promedio en apenas dos meses.

Por un turno médico, actualmente los profesionales cobran de las prepagas en promedio $ 3.000. En el mejor caso llega a $ 5.500, mientras que en el peor ronda los $ 2.500. En estas consultas, los copagos rondan entre $ 1.500 y $ 6.000 dependiendo el profesional y la especialidad.

Continuar Leyendo