CONECTATE CON NOSOTROS

Argentina

El FMI rechazó una propuesta para que países como la Argentina puedan refinanciar su deuda sin reformas

Avatar

Publicado

en

La formuló un grupo de economistas, que incluye a varios argentinos, que consideran que el Fondo pierde credibilidad con el continuo incumplimiento de las metas de varios gobiernos; qué alternativa sugirió

Con 22 acuerdos firmados -y en su mayoría incumplidos- con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y nueve defaults en su historia, la Argentina es un país “excepcional” y no por buenos motivos. Tal vez por esta razón, el FMI le bajó hoy el pulgar a la propuesta de un grupo de economistas para que países como la Argentina, que suelen incumplir sus acuerdos con el organismo, puedan refinanciar sus deudas sin nuevas exigencias, a cambio de pagar una tasa mayor que otras naciones.

El Comité Latinoamericano de Asuntos Macroeconómicos y Financieros (CLAAF), que incluye a economistas de alto nivel y exministros de Hacienda formuló esta idea, según informó la agencia Reuters. El grupo incluye a tres argentinos: el ex ministro Roque Fernández, al ex viceministro Pablo Guidotti y al experto académico Guillermo Calvo.

La idea, afirmó, limitaría el costo de credibilidad que afecta al Fondo por el incumplimiento serial de países como la Argentina de las metas acordadas en sus programas. De hecho, el Gobierno ahora pretende renegociar las metas del primer trimestre que no cumplió y también las del resto del año, porque afirma que la sequía le impedirá cumplirlas.

Pero la vocera del FMI, Julie Kozack, no tuvo demasiadas contemplaciones en la conferencia de prensa habitual que brinda desde Washington.

“La estamos analizando, pero en general cuando pensamos en la situación reciente y las dificultades de los últimos años, el FMI respondió de manera ágil. De hecho, aprobamos 300 mil millones de dólares en financiamiento para nuestros países miembros”, explicó. El Fondo tiene 190 países socios sobre 194 reconocidos como tales por la ONU.

“Llevamos a cabo diferentes mecanismos, la asignación de DEG, programas de emergencia por la pandemia que brindaron gran liquidez, el fondo fiduciario para la resiliencia, creamos el mecanismo para las crisis alimentarias que se dio por la invasión rusa a Ucrania y permitimos más agilidad en los programas. Fuimos muy ágiles y esa es la metodología que vamos a mantener”, aseguró.

Por otro lado, Kozack reiteró la habitual fórmula diplomática para referirse al estado de las conversaciones con el Gobierno sobre la posibilidad de recibir más recursos: “Hay negociaciones constructivas”, indicó, sin dar detalles, pese a la ansiedad del Gobierno por los vencimientos que operan este mes y las reservas netas negativas del Banco Central.

El CLAAF indicó que “en el caso de un programa fallido, como el caso de Argentina, el FMI se enfrenta a una elección difícil. Para refinanciar un préstamo existente, el FMI puede verse obligado a aceptar un mal programa y ser excesivamente indulgente al otorgar sucesivas exenciones por el incumplimiento de los objetivos del programa”.

De lo contrario, “si no se acuerda un nuevo programa, el FMI no tiene más opción que obligar al país deudor a caer en mora con la institución. Ambas alternativas están lejos de ser óptimas. La primera erosiona la credibilidad del FMI, mientras que la segunda es una especie de “opción nuclear” que puede agravar considerablemente la inestabilidad económica del país involucrado y puede conducir a disturbios sociales y políticos”.

Según este grupo, “para permitir la refinanciación de un préstamo fallido sin obligar al FMI a aceptar programas débiles o inconsistentes, el Comité considera que los préstamos relacionados con programas fallidos deberían ser refinanciados con un recargo (surcharge) de interés, pero sin requerir un nuevo programa del FMI. El FMI debería tener la capacidad de refinanciar, por solo una vez, un préstamo relacionado con un programa fallido mediante un nuevo préstamo con alargamiento de plazos (por ejemplo, con un vencimiento a 10 años), pero sin involucrar un nuevo programa”.

“El recargo de interés representa un costo para el país deudor, pero también es un incentivo para negociar en el futuro un nuevo y adecuado programa. Cuando se acuerda un nuevo programa, el recargo de interés debe ser eliminado”, aclararon.

Además, el grupo le solicitó al FMI que cree un Fondo de Mercados Emergentes de 300.000 millones de dólares que pueda realizar recompras temporales de deuda soberana de países seleccionados con fundamentos sólidos.

En este sentido, los expertos afirmaron que el FMI carece actualmente de las herramientas, la financiación y la flexibilidad necesarias para hacer frente a un contagio financiero, que podría extenderse a los países con buena saluda en una economía mundial inestable, en medio de la continuidad de la guerra en Ucrania y las tensiones entre EEUU y China.

Roque Fernández, Pablo Guidotti y Guillermo Calvo, los economistas que impulsaron el pedido al Fondo MonetarioRoque Fernández, Pablo Guidotti y Guillermo Calvo, los economistas que impulsaron el pedido al Fondo Monetario

“Los mercados emergentes fueron golpeados durante y después de la pandemia. Aunque por el momento hemos pasado lo peor, la lección de la pandemia es que el FMI necesita más potencia de fuego para estar preparado ante la próxima crisis o conmoción mundial”, afirmó Liliana Rojas-Suarez, que lidera el grupo y dirige la Iniciativa para América Latina del Centro para el Desarrollo Global.

Reuters destacó que “la propuesta se conoce en un contexto de creciente tensión entre el FMI y la Argentina, que intenta reestructurar su programa de 44.000 millones de dólares con el organismo con una inflación de casi el 109% y unas reservas de dólares cada vez menores. Los economistas también han advertido del riesgo que suponen los niveles récord de deuda soberana en otras economías emergentes”.

Según el CLAAF, el nuevo fondo “debería ser gestionado por el FMI, pero tener su propio balance, capitalizado con 300.000 millones de dólares, lo que equivale aproximadamente al 20% del total de la deuda soberana internacional pendiente de los mercados emergentes”.

“El capital podría estar respaldado por líneas swap de los principales bancos centrales de los países ricos”, afirmaron.

En este sentido, indicaron que el FMI “sólo debería intervenir en situaciones en las que la probabilidad de una interrupción súbita y sistémica de las entradas de capital en los mercados emergentes sea muy alta y así ayudaría al Fondo a proporcionar liquidez rápidamente en caso de crisis”.

“Con demasiada frecuencia, el FMI tiene las manos atadas ante una crisis financiera. Este nuevo fondo le permitiría desempeñar las funciones de prestamista internacional de última instancia y proporcionar rápidamente la liquidez que necesitan los mercados emergentes”, expresó Rojas-Suárez.

Cabe recordar que el Gobierno firmó el actual programa de facilidades extendidas en marzo del 2022, en lugar del stand by que había negociado el presidente Mauricio Macri en 2018 por USD 57.000 millones.

Apenas asumió, Alberto Fernández suspendió el programa anterior cuando el FMI había desembolsado USD 44.000 millones.

Paradójicamente, ante la sequía y la falta de liquidación de dólares del agro por la alta brecha cambiaria, ahora el Gobierno le reclama al FMI que le otorgue una suma similar a la que rechazó hace cuatro años, cercana a los USD 12.000 millones.

Argentina

La AFA prepara un proyecto para aprobar los gerenciamientos y combatir de esa manera a las sociedades anónimas deportivas

Avatar

Publicado

en

Por

En las últimas semanas, a partir de polémicas declaraciones a uno y otro lado del mostrador, se reactivó el debate por la privatización de los clubes del fútbol argentino

“Vos y otro que vive más en México que en Argentina, son los mulos de una idea ajena a ustedes!!! No olviden que necesitan de los votos de la asamblea de la AFA!! Ya no hay DNU que nos obligue. Cuando se conozca el proyecto que prepara AFA, quedarán ambos, con el culo al aire!!!”.

Pablo Toviggino, el tesorero de la AFA y mano derecha del presidente Claudio Tapia, descerrajó toda su artillería contra Juan Sebastián Verón y Andrés Fassi, los presidentes de Estudiantes y Talleres, proclives a la instalación en argentina de las sociedades anónimas deportivas (SAD), pero quizás involuntariamente destapó la estrategia del ente regente del fútbol argentino: la AFA prepara un proyecto para involucrar a los privados en el fútbol, algo que ya sucede en unas cuantas instituciones bajo el nombre de gerenciamiento, sin poner en riesgo el formato de sociedades civiles.

La bravuconada de Toviggino en X responde a un concepto vertido días antes por Verón en defensa de una mixtura entre lo público y lo privado.

“Hay que cambiar la forma de gestionar los clubes para lograr ese vínculo entre lo público y lo privado y que todos ganemos. Los clubes ya no pueden crecer por sus propios medios. Van camino a la quiebra. El fútbol tiene que seducir a esos capitales y mostrar la veta del negocio para poder crecer. Si en ese negocio el privado y el club van de la mano, ¿cuál es el problema?”, se preguntó el ex jugador de la selección nacional.

“Nosotros hicimos el estadio gracias a capitales privados. Hay que ofrecer más alternativas sin que eso signifique vender el club. Que un privado venga a hacer un negocio que le sirva al club, no significa hacer una SAD. El privado tiene que acercarse al fútbol porque el fútbol es popular. Porque es parte de nuestra cultura. Porque hay que transformar vidas. Nos tiene que ayudar eso”, sostuvo la Brujita.

“Transformar, mejorar la calidad del club, eso impacta directo en la vida del socio, del deportista, del empleado, de los que están en el día a día viven el club”, concluyó el hijo de la mítica Bruja Verón, que hace un puñado de días cumplió 80 años.

El estatuto de la AFA prohíbe taxativamente las SAD, con cuyo formato ninguna institución podría participar en sus torneos. Y además cuenta con el apoyo por amplia mayoría de los clubes que ya dieron su parecer tras la intención del Gobierno de incorporar las SAD, una idea que Mauricio Macri fogonea desde sus tiempos de presidente de Boca.

Pero la gran novedad de esta pelea ideológica que ya lleva años, es que la AFA anunció que trabaja sobre un proyecto que habilitaría los gerenciamientos enmarcados en reglas claras que bajo ningún punto de vista pongan en riesgo la autonomía de las instituciones.

Hasta aquí “el club es de los socios” no se negocia, pero la idea de la casa rectora sería blanquear algunas estructuras que ya están ordenadas como gerenciamientos, como es el caso de Defensa y Justicia, por ejemplo.

Mientras, es dable suponer que el Gobierno no se quedará quieto y es probable que luche por las SAD desde ámbitos legislativos, mucho más prolijos que un imperativo DNU.

Verón defiende una nueva manera de administrar la economía de los clubes «porque si no van a la quiebra»

La pelea es ideológica, aunque la aceptación de las SAD no necesariamente hará que los clubes se transformen. Cada uno podría hacer lo que le plazca o le convenga.

Ejemplos sobran.

Manchester City dejó de ser pobre y se transformó en potencia, Newcastle es el club más rico del mundo, pero no da pie con bola por ahora, para PSG no hay plata que alcance para ganar la Champions aunque esta semana volvió a ilusionarse, pero hasta aquí, ni con Messi y Mbappé juntos pudo.

Del otro lado del mostrador, Real Madrid y Barcelona, dos de los clubes más poderosos y competitivos del mundo, no tienen formato de sociedades anónimas y pelean mano a mano con los dueños de los petrodólares.

Esta historia continuará. Y se profundizará. Ni la AFA, ni el Gobierno se quedarán quietos

Continuar Leyendo

Argentina

Netflix: de qué trata «Maleantes», la serie alemana de 8 capítulos que es un sorprendente éxito

Avatar

Publicado

en

Por

Este explosivo thriller, con mucha adrenalina, atrapó a los suscriptores de la N roja y se volvió de lo más visto.

 

Entre las novedades de Netflix, una serie alemana de 8 episodios viene rompiendo récords de visitas, y tras algunos días de su lanzamiento, ya está firme entre lo más visto.

Se trata de “Maleantes”, un thriller con mucha adrenalina que relata la desesperada huida de un hombre por las calles europeas, y su lucha por salvar a su familia.

Sinopsis de “Maleantes”, la serie alemana furor de Netflix

«Cuando bandas rivales de Europa se enfrentan por una moneda muy valiosa, un ladrón de cajas fuertes retirado y un mafioso mediocre deben unirse para un último golpe», dice la sinopsis de Netflix.

Tráiler de “Maleantes”

Continuar Leyendo

Argentina

Google fusiona su equipo de hardware con el equipo de Android

Avatar

Publicado

en

Por

Google quiere cambiar por completo la experiencia de sus dispositivos y para ello ha combinado el equipo Android con el de hardware, creando un solo departamento de desarrollo

Google ha tomado una decisión estratégica significativa al fusionar su equipo de hardware con el equipo de Android. Esta reorganización tiene como objetivo optimizar la colaboración y la eficiencia entre estos dos grupos clave dentro de la empresa.

No es la primera vez que Google decide combinar diferentes equipos, aunque normalmente estas fusiones se han dado en equipos con una finalidad similar como ocurrió con los equipos de Brain de Google Research y DeepMind.

La convergencia entre hardware y software es cada vez más crucial en la industria tecnológica. Google, como uno de los gigantes del sector, busca aprovechar al máximo esta sinergia.

Al unir el equipo de hardware, responsable de dispositivos como los teléfonos Pixel y los Chromebooks, con el equipo de Android, que desarrolla el sistema operativo móvil más utilizado en el mundo, Google busca crear una estructura cuya integración y agilidad beneficie a la empresa.

Google apuesta por una convergencia entre los equipos de Android y hardware

Ha sido Sundar Pichai, CEO de Google, el que ha anunciado esta nueva organización en la empresa. Junto a estos cambios ha nacido un nuevo equipo que recibe el nombre de “Plataforms and Devices” que supervisará todos los productos Google Pixel, Chrome, ChromeOS, Fotos y Android.

Además, estará dirigido por Rick Osterloh que dejará de ser el vicepresidente ejecutivo para asumir este nuevo cargo.

Esto también implica que Hiroshi Lockheimer, director de Android, Chrome y ChromeOS, abandonará su cargo. Eso sí, no dejará la empresa y ahora se centrará en otros proyectos tanto dentro de Google como en Alphabet.

El movimiento no es para nada arriesgado, de hecho, es lógico que Google haya decidido dar el paso y combinar los esfuerzos de ambos equipos en el desarrollo tanto de productos como de un software capaz de dar vida a estos dispositivos.

Las declaraciones que ha ofrecido Rick Osterloh a The Verge permiten conocer las intenciones de Google. El actual director del nuevo equipo “Plataforms and Devices” indica que consolidar equipos permitirá que Google pueda innovar de forma total y sin limitaciones.

Potenciar la IA también está en los planes de la empresa y es uno de los motivos de esta fusión. Hasta la fecha, los equipos destinados a desarrollar el hardware y software trabajaban de forma independiente, siendo necesarias constantes revisiones para asegurar el buen funcionamiento y la integración de ambos aspectos.

Google ha decidido cambiar por completo el enfoque de trabajo. Hasta ahora, la empresa ha trabajado separando Android de la creación de sus propios equipos. Esto se ha debido, en parte, para poder ofrecer un terreno justo en el que competir con el resto de fabricantes de dispositivos Android.

Además, también protegían sus relaciones con empresas como Samsung. Esto ha cambiado en los últimos años gracias al desarrollo de dispositivos de la mano del equipo de hardware, siendo el Google Pixel un responsable de este cambio de mentalidad. Ahora la compañía busca sentar las bases del desarrollo dentro del sector Android y lo hará de la mano de un equipo que camine hacia el mismo objetivo.

Continuar Leyendo